Zeferino Torreblanca… para ¿Acapulco?

Zeferino Torreblanca Galindo podría ser candidato a la presidencia municipal de Acapulco por el partido Morena. Sí, Zeferino el político más popular en 2005. El que marcó la alternancia a nivel gubernatura en Guerrero. Quien en el último proceso electoral en ese municipio (2015) llegó al cuarto lugar.

Morena busca, como todos los partidos políticos, obtener el mayor número de votos en un proceso electoral y para ello busca personajes famosos, como sucede, por ejemplo, en Morelos donde todo indica va el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco.

En el caso Blanco no importa el desastre en el que se encuentra la ciudad de la eterna primavera, sino el objetivo de conseguir a como dé lugar muchos votos.

A partir de esa premisa es que puede entenderse la posible participación de Zeferino como candidato a la presidencia municipal de Acapulco en Morena.

La inquietud es saber si realmente Zeferino es altamente popular para competir por ese puesto.

Revisemos. La historia política nos indica que efectivamente Zeferino en 2005 pudo doblar con cierta facilidad al PRI cuando participó por la gubernatura. Y es que a Torreblanca se le juntaron todos y en esa posición le llegó la soberbia.

Se desparramaron anécdotas de la petulancia zeferinista desde la campaña y luego se confirmaron en su ejercicio gubernamental.

En cierta ocasión le dijo a una persona “yo no te forcé a que votaras por mí”; o, “ya es tarde, (las 21 horas) vámonos a descansar” y dejó a cientos de simpatizantes esperándolo en su campaña. Siendo gobernador sus oficinas estaban vacías y él despachando, signo de que no resolvía favorablemente peticiones.

Zeferino carecía de fuerza política pues miles de perredistas manifestaban que no había cumplido con las expectativas. Esa debilidad se corroboró en su sucesión cuando no pudo evitar el triunfo de Ángel Aguirre Rivero. Incluso cometió la descortesía política de no asistir a la ceremonia del nuevo gobierno.

Zeferino ha intentado, en dos ocasiones, volver a ser presidente municipal de Acapulco y ha perdido, lo cual indica que ya no se le recuerda como un buen ex edil.

Así que la aparición de Zeferino quedaría en la siguiente frase: O votas por él o lo votas. Es decir, pasará desapercibido.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *