Walton, sigue por la candidatura

En política los cambios son vertiginosos. Pueden ser, incluso, minutos para la transformación. Sin embargo, cuando se transita con paciencia y constancia la metamorfosis, es pausada. Literalmente, la mutación es de insecto rastrero a insecto con alas y hermoso.

Dos frases ya experimentadas revelan cómo es la cima y la sima de la profesión política. La primera cuando se “sube en elevador, se baja con la misma velocidad”, y “la imagen no vende contenido”.

Hasta este momento de los pretensos por ser candidato a la gubernatura, quien ha propuesto ideas de cómo intentar cambiar a la entidad, ha sido Luis Walton.

Industrializar los productos que se producen en la entidad; trasladarlos con la construcción de un tren e instalar un puerto de carga para su exportación. Sobre turismo ha dicho que ya es necesario dejar de ofrecer solo sol y playa y que el visitante encuentre instalaciones atractivas en lugares como Costa Chica y Costa Grande.

De los otros pretensos solo se escucha un discurso general para cambiar a Guerrero; pero no dicen cómo.

Ahí están las propuestas de Walton.

A continuación, abordo situación política de Walton.

Si bien Walton quedó en segundo lugar en las encuestas de Morena, presenta puntos positivos frente a Félix Salgado Macedonio; lo cual sube al mejor posicionado. No con esta frase debe quedar Walton como candidato, pues la decisión es política en este partido. Hasta el presidente apoya a Salgado Macedonio con una frase que no genera mayores simpatías, sino lo contrario, tanto en candidato como en el poder ejecutivo federal.

La fuerza política vital de Walton no se ubica en sus propuestas (estas generan confianza en el sector productivo), sino en que forjó una estructura en el Estado. Aquí radica su real fuerza política democrática, porque no es un trabajo del último año, sino que la ha ido construyendo de años.

Bueno, con esta estructura está en posibilidades de negociar, no solo en Morena, sino con otras dos posibilidades: a) candidato de otros partidos como PT y Verde y b) negociar con el PRI.

Es claro que, en caso de cambiar, perdería algunas simpatías de organizaciones y de personalidades; pero la mayoría lo seguiría.

Walton es un fuerte competidor. Y, desde esta visión, es, en estos momentos fiel de la balanza para donde se decida caminar. Ya sea hacia Morena o PRI-PRD.

Y dada la situación de ruptura en el PRI y de división en Morena, hasta podría dar un susto si decide ir con su antiguo partido MC.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *