Visión del catolicismo sobre México

El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, recomendó al gobierno mexicano a dejar de lado el rencor porque “México tiene necesidad de reconciliarse consigo mismo, de reencontrarse como hermanos, de perdonarse mutuamente y unirse como sociedad superando la polarización”.

La iglesia católica nos ve enfrentados, desunidos.

Ya son tiempos de reconciliación pues las campañas han culminado. Sin embargo, el discurso presidencial continúa en el reto (nos vemos en 2002 o en 2024), el encono (conservadores) y hasta la burla (les gané).

En realidad, el proceso electoral 2021 ha sido un empate porque no logró el triunfo en el poder legislativo federal. Aquí lo atoraron y fue el principal objetivo de los adversarios de AMLO en el actual proceso electoral.

Es cierto el país se viste de guinda. Pero dejó de ganar en los estados de mayor poder económico como Nuevo León y la ciudad de México. Y al parecer estas entidades, de seguir con el discurso retador desde Palacio, se van a enfrentar con el gobierno federal cuando el gobernador de Jalisco plantea formar un grupo de gobernadores para ser contrapeso político al presidente. Posición también retadora, y, en el mismo sentido ha sido la respuesta desde el poder senatorial con Ricardo Monreal: “desaparecer a la Comisión Nacional de Gobernadores”.

El presidente desde que asumió el control del país se ha dedicado a polarizar a la sociedad. Incluso a tratar de sobajar a la clase media, algunos interpretan a desaparecerla. Ahora este sector ha reaccionado y le dio un revés en la ciudad de México. Tanto ha sido el coraje presidencial que de alguna manera calificó a este sector social de “imbécil” cuando pronunció la frase “ha sido manipulada por los medios de comunicación”.

Quien tiene la obligación de dar muestras de humildad es el personaje que gobierna el país. El que se encuentra en la silla presidencial.

Si se dedica a fragmentar va a encontrar reacciones. Y un país fragmentado es poco atractivo ante los ojos de los inversionistas, pues estos no están dispuestos a arriesgar su dinero en condiciones de incertidumbre.

La iglesia católica ha hecho una recomendación. O si se quiere una advertencia a esa división social mexicana, la cual genera conflicto político aún ya terminado el evento electoral.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *