Una experiencia

pragmatismo-politico

Era muy joven. No entendía el pragmatismo político. Lo viví. Mirada a los sucesos y con el paso del tiempo llegó una reflexión.

Me formé políticamente en el Partido Mexicano del Trabajadores. Coincidieron juventud, sueños y convicción.

Tuve la oportunidad de participar en la primera coalición de izquierda en la historia política de México. La mayoría de los escritores de este género registran a la primera coalición en el Estado de México, con el candidato a gobernador, Carlos Bracho, quien fuera de profesión actor.

Era más atractivo ver a un actor como oposición en una entidad donde se concentraba el poder económico y político del PRI. En Guerrero hubiera sido seductor que el candidato recayera en un rector como lo era Rosalío Wences Reza. Simplemente no quiso.

El abanderado de la primera coalición de izquierda a nivel nacional fue el médico Pablo Sandoval Cruz. Y es ¡Guerrero!

Abro un paréntesis. El PMT se sostenía, en la gran mayoría de los comités –estatales, municipales y de base- de los ingresos de sus militantes. Tenía otra visión y perspectiva del quehacer político.

Aquella ilusión se fue desvaneciendo cuando vi el comportamiento de mis “compañeros” de ideología izquierdista. Entonces troskistas, maoístas, comunistas, socialistas y hasta lo que se decían guerrilleros.

Me enteré de arreglos, que no de acuerdos. De beneficios que no de prerrogativas. De negociaciones personales o de un partido en particular en detrimento de otro sector que había conseguido, por votación mayoritaria, el triunfo de alcaldías. Se negoció el prestigio histórico por la voluntad popular.

Lo entendí, y asimilé con el transcurso del tiempo.

Así he llegado a mi conclusión de que aquellos que se dicen de izquierda, derecha o centro actúan de manera similar. Rayan en la simulación y están muy cercanos a la corrupción.

No, no son todos, pero desgraciadamente sí la mayoría. Brevemente esta es mi experiencia y mi historia en la política.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *