Todos los partidos políticos divididos

Luego del proceso electoral del 6 de junio todos los partidos políticos en Guerrero están divididos.

Son los partidos más importantes, los que inciden, por lo menos en el poder político en municipios y en el Congreso.

El partido hegemónico es Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien resultó ser el ganador en el gobierno estatal y en el poder legislativo se encuentra demasiado enfrentado. Hasta el momento han intentado por cuatro ocasiones limar asperezas; sin embargo, todas sus asambleas estatales han sido boicoteadas por una de las partes.

Por lo menos se pueden ubicar dos fracciones. La del senador Félix Salgado Macedonio y la de Pablo Amílcar Sandoval. La primera, aun con la fuerza del poder estatal no ha podido persuadir a la otra parte para quedarse con la presidencia estatal. Ganó la delegación con el apoyo del partido nacional; empero, la otra fuerza pelea la presidencia estatal porque, consideran, debe haber pesos y contrapesos políticos.

Prácticamente las dos fracciones tienen la mitad de los consejeros estatales. Cuando una de ellas convoca, la disidente (viceversa) llama al vacío de poder. Ninguna llega a las dos terceras partes, necesarias para legitimar los acuerdos.

La parte del senador se encuentra empecinada a ganar más consejeros a través de ofrecer puestos administrativos, pero…muchos consejeros estatales sienten que ese no es camino moral para incorporarse a al gabinete.

Sencillamente los de Morena están divididos.

El PRI se desenvuelve en una situación similar a Morena. También dos bandos.

Aquí la disputa se ubica en la presidencia estatal del tricolor. Un grupo lo encabeza Mario Moreno Arcos, quien fuera candidato a gobernador. La otra fracción es del ex gobernador Héctor Astudillo Flores.

Ya celebraron su asamblea estatal y hubo escasa participación en los debates. Estuvo desangelada con propuestas e iniciativas de ¿qué hacer cómo oposición? Esto lo apunto porque se percibe que este partido ha formado cuadros políticos.

El pleito, a diferencia de Morena, no se da en los medios. Sencillamente se puede focalizar cuando realizan sus reuniones o asambleas. Son cautos en sus declaraciones.

El PRD también ha asomado sus diferencias políticas. El actor que ha llevado a esa división es Evodio Velázquez, ex candidato a gobernador y ex alcalde de Acapulco. El punto de inflexión para que Evodio se separara del PRD fue la invitación que hiciera la gobernadora Evelyn Salgado a Ángel Aguirre a reunirse. Desde aquí se observó que Evodio no había sido tomado en cuenta. Tenía que habérsele considerado por haber sido candidato a gobernador por los colores negro amarillo.

Evodio, para hacer pública su inconformidad, ya presentó una nueva corriente política considerada como social.

Por último, el PAN. Este partido celebró elecciones estatales y hasta el momento se sabe que triunfó Eloy Salmerón Díaz por una escasa diferencia. La otra parte, Julio Galarza también anunció que ganaba. Un boletín de la Comisión Electoral ratificó el triunfo de Eloy. Sin embargo, Galarza sigue impugnando a Eloy. Independientemente de que haya ganado Eloy la otra parte se encuentra molesta. Por lo tanto, el PAN guerrerense también está dividido.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *