Amor, odio

amor-odio

Celebramos el 14 de febrero como el día del amor y la amistad. Quienes se asumen como marxistas descalifican la celebración y la acomodan como otro acontecimiento de corte comercial, es decir, solo para generar gastos a los consumidores y ganancias a los comerciantes.

Por otro lado, si nos ubicamos como en la perspectiva política, dado el ambiente electoral que vivimos. Diría que nos estamos acercando al sentimiento odio y nos alejamos de efecto que busca este 14 de febrero: la conciliación con la paz.

Seguir leyendo