Semáforo verde, alcances

En tan solo 15 días hemos pasado del rojo al verde en semáforo epidemiológico en el Estado de Guerrero.

Del “no salgas si no es estrictamente necesario” (color sangre o rojo) sin tocar naranja (sí puedes quédate en casa), llegamos al “hay más actividades pero con precaución (amarillo) y ya se pronostica que en octubre saltaremos al “podemos salir pero con precaución y prevención” (verde).

El color pasto indica bajo contagio y con ello el posible regreso a clases presenciales. Y a un porcentaje del 50 o más por ciento de asistencia en lugares cerrados como bares, restaurantes, centros deportivos e iglesias. Es decir, a la actividad económica. Y vaya que lo requiere la entidad, pues vive del turismo.

Este ambiente de color verde para la Universidad trae otro tipo de implicaciones.

Por ejemplo, el H. Consejo Universitario acordó un interinato de 3 años para el presente rectorado. Y también votaron a favor de que si las condiciones lo permitían se tendría que realizar el proceso electoral para elegir a las autoridades.

De llegar a verde se tendrían que celebrar elecciones porque ya estarían los alumnos en sus escuelas. Y practarían la democracia.

Una de las organizaciones académico político bajo en nombre de Movimiento Academia y Ciencia,     perteneciente al grupo hegemónico conocido como Grupo Universidad dio a conocer el inciso acordado por la máxima autoridad; pero que se intentó minimizar.

Es de considerarse que este inciso “de llamar a elecciones en un ambiente favorable” en sus reuniones políticas la tomaron en cuenta para evitar una fractura.

El grupo Universidad por Guerrero, públicamente, presentaba dos candidatos fuertes. Javier Saldaña Almazán, Efrén Arellano Cisneros. Y en comunicado oficial ofreció tres candidatos, incluyeron a José Legorreta, por si no había acuerdo entre los dos primeros. El ambiente del virus les favoreció para alargar los periodos de rector y de representantes sindicales. Todos, pertencientes al grupo hegemónico.

Sin embargo, esa unidad ha mostrado signos de fractura. Hasta el momento resulta muy complicado detectar hasta dónde alcanza esa fisura.

El semáforo verde cambiaría no solo el ambiente epidemiológico, sino incidiría en una institución de educación superior.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *