Regresará Marco Leyva Mena como presidente municipal de Chilpancingo

Surgieron las apuestas. Unos sostienen que está de regreso como alcalde; otros que argumentan que no.
Los que suponen que vuelve a ser alcalde por un ordenamiento legal expedido por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Los que no, argumentan que ese mismo mandamiento indica que es el Congreso quien debe discutir y aprobar o desechar su licencia indefinida como presidente municipal.

La petición de regreso como alcalde de Chilpancingo la realizó Marco Antonio Leyva Mena en los primeros días de febrero ante el Congreso.

En esos mismos días envío un mensaje de “fuerza política” al irse a sentar a la silla edilicia porque “ese era el lugar político que le correspondía”.

Desde la perspectiva legal, Leyva Mena tiene todo el derecho de exigir su restitución. “Solicitó licencia indefinida”, la cual fue discutida y aprobada por el Congreso. Única instancia que le puede negar o aprobar tanto su separación como su regreso como alcalde.

Me parece que la palabra a discusión es: “licencia indefinida”. Los diputados entrarán a debatir el término.

Desde una visión política creo que las circunstancias políticas no le son favorables a Marco Antonio Leyva. No solamente en el entorno estatal, sino municipal. Si bien el tema que lo derribó fue la basura y que no ha tenido una solución definitiva, si ha mejorado la recolección en los últimos meses. No es el muladar como nos lo dejó.

Marco carece de fuerza política entre los “nuevos” diputados locales. A menos que su “influencia” nacional” haya cambiado la correlación de fuerzas, lo cual es de dudarse.

Es cierto, Marco llega a ser presidente municipal por el método del voto ciudadano. Pero en el contexto político logra ese espacio por el apoyo de grupos organizados en el PRI. No es presidente por su arraigo en la localidad, sino como una especie de reconocimiento a su trayectoria política y, principalmente, por haber sido presidente estatal del PRI en tiempos de crisis.

En la eventualidad de que regresara Leyva Mena como edil entonces surgirían “protestas sociales” porque se tienen malos recuerdos de su desempeño.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *