Protestas en automóvil

La inconformidad debe ser visible.

Las madres de plaza de mayo en Argentina no eran muchas, pero hacían ruido.

Algunos pensarán que los objetivos de estos dos movimientos son opuestos. Y, sí, tienen razón. En uno es la inconformidad por la toma de decisiones del gobierno y el segundo por la represión y desaparición de hijos.

Sin embargo, en términos políticos, deben llamar la atención de la opinión pública. Como sea y de manera pacífica.

El punto es cantidad.

Las madres argentinas con cacerolazos y en medio de la plaza frente al despacho presidencial declaraban a la prensa internacional. La prensa local estaba controlada porque vivían una dictadura militar.

Estas mujeres sí que eran valientes.

En México, afortunadamente, no se vive una situación de represión abierta. Como cualquier país democrático se permite la protesta.

También es cierto, la inconformidad es de la clase media, porque, también acertado, percibe ha perdido privilegios.

Aquí viene la pregunta ¿de veras este estrato social se ganó el ascenso regalado? O ¿es producto de su esfuerzo?

Establezco la diferencia. No se daña a la clase clasificada como rica. No. A este nivel ni se le araña.

Algunos se engañan cuando observan el tipo y la clase de vehículo en donde se realiza la protesta. Argumentan el año. En la actualidad existen planes para que esa clase social media pueda adquirir automóvil nuevo, recién salido de agencia y hasta extravagante.

Su esfuerzo y su trabajo les ha costado. Muchos de esos inconformes son profesionistas, personas con alguna preparación y cierta información.

En esta segundo “desfile” salieron casi la misma cantidad; si quieren pocos. A diferencia de hace una semana ahora participaron otras ciudades.

Al parecer va creciendo la participación e inconformidad.

Falta un año para celebrar elecciones. Ahí veremos un enfrentamiento electoral entre la clase que “recibe beneficios” frente a la que se construye “una mejor calidad de vida”.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *