PAN ¿negociando?

El partido político Acción Nacional ha comenzado a fracturarse.

El pimer síntoma de división fue la visita de  Santiago Abascal representante de otro partido político español identificado con la ultraderecha.

Para los panistas su identidad es ser humanista; los otros, sus adversarios los tachan de conservadores o de derecha. Sin embargo, colocarlos en la ultraderecha es como ser violentos. No quieren esa image en el imaginario social.

El segundo signo de confrontación fueron las declaraciones de Manuel Bartlett al decir que hubo un amasiato entre Carlos Salinas de Gortari y algunos prominentes panistas. Tema que presenta visos de certeza porque en ese sexenio salinista se reconocieron triunfos electorales de color azul y en el proceso siguiente por la presidencia Diego Fernández de Cevallos (PAN) se mostró condescendiente con Ernesto Zedillo Ponce de León (PRI). Los panistas gozaron de muchos privilegios. Empero, el responsable del proceso electoral del 88 le correspondió a Bartlett.

La postura de Bartlett (88) fue para ponerse como Pilatos; pero en estricto sentido de responsabilidad le tocó a Bartlett declarar que se había caído el sistema. La percepción social y política apuntaba a que ganaba Cuauhtémoc Cárdenas. Luego se supo, a través de un artículo periodístico que Salinas y Cárdenas negociaron. El texto está firmado por Porfirio Muñoz Ledo.

La tercer marca de desmoronamiento panista son las recientes declaraciones del mismísimo presidente nacional, Marko Cortés, al reconocer que van a perder en 6 entidades para 2022.

Para algunos es muestra de torpeza de Cortés; para otros es un reconocimiento de la realidad panista. Pero, en política no existe las sorpresas. La otra lectura de las declaraciones del líder panista es una probable una negociación con Morena o con AMLO.

Al parecer los panistas perciben que el frente opositor PRI-PRD-PAN se está desgranando. Quién dio el primer mazazo fue el PRI con acercamientos en la aprobación de la reforma eléctrica propuesta por la presidencia.

El punto en política no son los valores que cada institución presente, sino no perder privilegios. Lo pragmático.

Si el PRI se ha acercado a quien tiene el poder; el PAN, como lo hizo con Salinas, también se ha arrimado al fuego.

Paco Ignacio Taibo, excelente escritor, pésimo político hace unos días apostó públicamente a que se iba a aprobar la reforma eléctrica. Creo que se refería al PAN, y, por qué no, al PRI. Todavía mejor a ambos para beneficiar la propuesta de AMLO y Morena.

Con cualquier partido de estos dos, con sus votos legislativos, Morena llega a las dos terceras partes de sufragios para ganar en el Congreso federal.

Quién de los dos partidos (PRI-PAN) o incluso ambos, dará los votos necesarios para conservar franquicias del poder y reformar la ley eléctrica.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *