Pablo Amílcar ¿viola la ley electoral?

Gobierno de México invertirá más recursos para mejorar seguridad en  Acapulco: Pablo Amílcar - El Sol de Acapulco

Los abogados indican que ya existe jurisprudencia a ese tipo de propaganda (espectaculares en casi toda la entidad) y, para los adversarios de Pablo Amílcar, ni modo, no viola la ley.

Sergio Montes Carrillo, impulsor y creador de Morena en Chilpancingo, sostiene que Pablo Amílcar viola los estatutos de Morena. Y si alguien conoce de esos reglamentos internos es Montes quien ya fue representante de este partido ante el Instituto Estatal de Participación Ciudadana (IEPC) y, además, es un profesional de la abogacía.

La estrategia de campaña de Pablo ya se ha utilizado en otras precampañas, y esto ya presenta antecedentes jurídicos.

Se supone que una empresa periodística paga los espectaculares o promocionales. Por otro lado, las leyendas no hacen alusión a una candidatura o a una aspiración. No es directo el mensaje, sino subliminal.

Tal vez el demandante, ante el organismo correspondiente, pueda exigir que se conozca el monto gastado o invertido por ese medio para esa publicidad. En consecuencia se podría descubrir que la empresa periodística no cuenta con esa gran cantidad de recursos. Pero no se viola la ley; podría ser sancionado moralmente, pero esta calificación no se encuentra en la ley.

Pero Montes Carrillo alude a violación de estatutos de su partido. Y aquí sí podría justificarse la cancelación, incluso de la candidatura, si llegara a ganar el espacio para gobernador. Todo depende de la redacción y argumentación que se le dé al escrito.

En este sentido, también existe jurisprudencia cuando militantes de un partido justifican que un personaje político limita o anula a sus compañeros. Puede darse el caso que no haya igualdad entre esos militantes.

El quejoso tiene que presentar su argumentación ante la instancia partidaria, de ser rechazada, le queda interponer su demanda ante el instituto estatal, de seguir en negativa podría ir al Tribunal Estatal, después al INE si continúan negándole y por último la queda el Tribunal Federal.

La ruta es complicada pero se tienen que agotar esos procedimientos.

Les recuerdo el caso de Tixtla. El candidato a la presidencia fue Saúl Nava Astudillo. Impugnó Rubén Valenzo Cantor recién ex diputado. Un día antes del cierre de campaña y a cuatro de la jornada electoral el Tribunal Federal determina que el candidato oficial es Cantor. Quien hizo campaña fue Saúl.

Es decir, no hay un tiempo determinado para conocer la última palabra de la institución electoral.

Pueden registrar a Pablo como candidato a gobernador y la decisión última es de la autoridad, siempre y cuando esté impugnado.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *