¿Otras o nuevas elecciones?

El martes 17 de agosto por la noche circuló el rumor. Ya saben, las redes sociales con su ya conocida escasa credibilidad, ayudó al morbo. El miércoles por la mañana Mario Moreno Arcos escribió en su muro de facebook “Mañana jueves 19, en punto de las 12.00 horas, haré por este medio un anuncio importante respecto a la impugnación de la elección a gobernador 2021. Les pido estén pendientes para escucharlo. Reciban todas y todos un saludo fraternal.” frase que echaba gasolina al fuego del murmullo.

El siseo anunciaba, según determinación del Tribunal Federal Electoral, que habría nuevas elecciones en Campeche, Michoacán, San Luis Potosí y Guerrero.

Llegó la hora para el anuncio de Moreno Arcos, quien sigue siendo candidato a gobernador a Guerrero por la alianza PRI-PRD. Y lo es hasta que la máxima autoridad determine las impugnaciones presentadas.

Toda la expectativa despertada se sintetiza en la siguiente frase: “Voy a ser respetuoso de los resolutivos de la autoridad electoral”. O sea nada nuevo. Porque siempre ha patentizado esta posición política. Pero alienta la posibilidad de que quiten la candidatura a Evelyn Salgado Pineda.

Muchos priistas ven que la resolución en el Trife no va a cambiar. Argumentan, por ejemplo, la ventaja de 60 mil votos. Otros tricolores si creen que cambie la resolución del Trife porque perciben que los magistrados han variado su posición política frente al mandatario.

En Campeche, el trife, va a recontar, no nuevas elecciones. En Campeche en comparación con Guerrero, allá fue una votación cerrada y detectaron diferencia importante de resultados en votos para presidentes municipales y los que son a favor en gobernador. Acá la votación para gobernador favorece a Morena con demasiados sufragios.

Y esta posibilidad de giro sí que está abierta porque quitaron al presidente, Jesús Vargas, quien abiertamente era un alfil del presidente.

Ante esta determinación el mandatario nacional anunció un cambio total, tanto del Trife como del INE. Posibilidad, política, muy lejana porque para aplicar ese rasero tendría que tener en el Congreso Federal dos terceras partes. En realidad le faltan más de 50 diputados a la alianza Morena-Verde-PT.

El enfrentamiento político está cantado. Y es aquí donde se puede ver la posible caída de Evelyn Salgado y nuevas elecciones en otras entidades. El argumento de mayor peso para nuevas elecciones es que se determine en el Trife que el poder ejecutivo federal intervino en el proceso electoral. Y si llegaran a esa resolución los magistrados electorales, entonces el presidente tendría que enfrentarse a la configuración de un delito grave.

Vamos a suponer que cae Evelyn y se le finque delito al presidente. En este ambiente surge la interrogante ¿ganaría el PRI-PRD en Guerrero? De bote pronto se observa cuesta arriba. Sin embargo, en política todo puede suceder.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *