Nuestro instante y textos

En estos tiempos de ocio tenemos tiempo y la tecnología para informarnos sin salir de casa.

Debemos, sí debemos, saber nuestra historia humana.

Conocemos 20 pandemias. Solo 5 han sido agresivas. La plaga de Atenas, donde murieron mil 500 personas.

En la edad media la peste negra con 200 millones de víctimas.

La viruela en la conquista de América con 300 millones de personas; 56 millones en América.

La gripe española después de la primera guerra mundial. En un año se llevó entre 40 o 50 millones de habitantes, principalmente en Europa.

El sida dañó a 25 o 35 millones en el orbe.

El Covid-19 es nuevo y se desconoce su alcance.

A pesar de estar comunicados, a diferencias de episodios anteriores, carecemos de información precisa, certera del cómo actuar. Antes era ignorancia; ahora reina la confusión.

Miles o tal vez millones de mexicanos no acatan las sugerencias. En otros países, con su realidad, multan o son trasladados a la cárcel.

Evitar multitudes. Más de 10 personas llena el anterior concepto.

Llegó el momento interesante para los mexicanos.

¿Qué hacer? en el confinamiento.

Evitar la rutina. Lo contrario ser creativo. Aquí está el desafío.

La mejor alternativa es leer. Lo que sea. Si es literatura, mejor.

Los consuetudinarios, recetan, un buen libro. El calificativo lo dará quien lea diversos textos.

El reto para quienes siempre han leído una tendencia, es leer a sus detractores.

Nuestro instante es vencer “nuestra epidemia” y romper estereotipos, insisto, a través de la lectura.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *