Músculo femenino en política, Guerrero

Dos mujeres, titular y suplente, renunciaron a ser diputadas. El evento es del partido verde ecologista de Guerrero. Según las activistas, por supuesto mujeres, sostienen que es una maniobra para imponer a un varón.

La titular era Jennifer Ponce Mendoza, la suplente Eunice Monzón García. La elegida en votos renunció en octubre, apenas un mes con funciones. Y la suplente hace una semana. ¿Sospechoso? Sí.

De acuerdo a la legislación debe existir la paridad; es decir, 50 espacios para mujeres y 50 por hombres.

A ese fenómeno de sustitución de inscribir a mujer (para cumplir con la legalidad de paridad) y luego hacer el cambio por un varón, se le dio en nombre de Juanitas, en alusión a las mujeres valientes y altamente discretas quienes participaron en la Revolución Mexicana. Las glorias se las llevaban los varones.

Ante esa situación se legisló que tanto la titular, así como la suplente tenían que ser mujeres. La redacción evita una sustitución y garantiza que continúen las damas.

Hasta donde sé no existe casos como el que presenta el Partido Verde de Guerrero. Los abogados le identifican como jurisprudencia.

La ley electoral es clara al señalar que debe existir la paridad y que debe respetarse el género. Pero la decisión le corresponde a ese partido porque “renunciaron” sus diputadas.

Esa supuesta maniobra (que sospecho proviene de las mismas renunciantes) es recogida por sus pares en el Congreso local. Si bien, por un lado se puede leer esta acción como sororidad; también asoma una misandria.

Lo extraordinario de esta protesta femenil es que vamos a conocer la participación, organización e incidencia en la real politik. Y de paso nos enteraremos de sus conocimientos tanto políticos como legales en temas electorales.

En resumen, conoceremos, su fuerza política. Esa que tanto dicen que son el 50 por ciento. Es su reto.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *