Morena y ¿Félix?

2020 es el año preámbulo de la política.

A finales casi se puede observar cómo se han reorganizado los grupos que tienen poder.

Lo que se haga o deje de hacer influirá en las candidaturas a cualquier espacio político.

Habrá quienes desde el primer mes, luego de haber perdido o ganado en junio de 2018, iniciaron sus labores proselitistas.

Los que ganaron la presidencia municipal desean una diputación local o federal. Los que lograron este espacio quieren ser candidatos a gobernador o a senador.

Los que no se coloquen en alguno de estos lugares estarán presionando para un puesto administrativo.

Los que perdieron van a intentar, en un segundo aire, triunfar.

Así es la política.

En este año van a conocerse diversos ejercicios de opinión pública. Unos inventarán metodología y resultados y otros ya con experiencia, se acercarán a una realidad.

Manuel Ángel Rodríguez, en Acapulco, tiene años al desarrollo y práctica de este tipo de trabajos de opinión pública. Su empresa se llama Laboratorio de Opinión Pública.

En su último experimento pronóstico que ganaría Morena en el puerto. Y así fue.

Ahora la escuela de Ciencia Política da a conocer quién se encuentra mejor posicionado en la sociedad guerrerense.

Y nos indica que como personaje es Félix Salgado Macedonio y como partido lo es Morena.

Sin embargo, la información que nos ofrece no dice que Félix presenta negativos.

Efectivamente, puede ser el más conocido pero no necesariamente por sus logros. Sino por sus desplantes, por decir lo menos.

Félix tiene una fama parecida a Manuel Añorve. Ambos son populares a través de sus audacias e insolencias.

En Morena y en la sociedad política ha aparecido otro nombre en la persona de Luis Walton. Un termómetro de su personalidad fue su asistencia el fin de semana a la convocatoria de unidad precisamente de Morena. Hubo aplausos cuando lo presentaron.

En cambio a Adela Román, presidenta municipal de Acapulco, la recibieron con chiflidos y abucheos.

Un tema es lo que revelan los estudios de opinión, y otra, el desarrollo de las asambleas públicas y, muy otro, los arreglos cupulares.

Esto apenas inicia y el ambiente político es de pronóstico reservado.   

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *