Morena partido hegemónico; sí y no

Morena es un partido que creció al amparo de un gran liderazgo.

A partir de esta visión, en un primer momento, se pensó que este partido realizaría “todo” lo que le dijera su principal personaje.

Así se observó durante toda la campaña para ganar la presidencia.

Ya en el poder (lo están en ambas Cámaras) legislativas comenzaron a asomarse la conformación de grupos heterogéneos, disímbolos.

Una lectura política que ofrece esa conformación es que el presidente electo realizó una alianza con esos grupos híbridos con el objetivo de ganar la presidencia. Es congruente con su formación politológica. Ganar como sea.

Ahora esos grupos vigilan o luchas por sus intereses, o simplemente están cobrando lo que piensan les corresponde por llevar al poder a “su líder”.

Morena fue partido hegemónico para ganar; pero no es partido único en el poder. Tampoco, hasta el momento se puede observar, quien ganó es el gran líder que se había mostrado en proselitismo.

Apunto un signo de esas diferencias al interior de morena. El poder legislativo actúa bajo la dirección del presidente electo; pero no así el poder senatorial. El tema son las comisiones que cobran los Bancos.

La pelea de morena o de AMLO no es con quienes piensen diferente a él; sino contra los inversionistas extranjeros.

La pregunta es ¿Y si estos deciden retirarse? ¿Llevarse sus dineros? ¿A poco la economía nacional ofrece la estabilidad que se requiere? Y lo otro con nuestra economía ¿Alcanzaría para cubrir las promesas?

Hay quienes piensan alegremente que “sí se puede”. Otros más realistas indican que miremos a Brasil, Venezuela, Argentina y Chile y calculemos lo que ha pasado cuando se retiran o aprietan los capitales extranjeros.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *