Minimizan a mujeres

Algunos políticos hacen menos a las mujeres. Habría que recordarles, el ambiente ya es otro. Y las mujeres se han empoderado.

Antes nos decían, las propias damas, “somos más del 50 por ciento de la población y un poco mas del padrón electoral”.

En la actualidad, de acuerdo a la ley, ocupan el 50 por ciento de puestos políticos y también el 50 por ciento de espacios administrativos. El primero, es una reforma cuando gobernaba el PRI; el segundo, a la llegada de Morena.

Como en todo proceso de empoderamiento emergieron quienes no creían en ese avance femenil. Pero, ambos procedimientos se suscribieron en leyes electorales y en la propia Constitución.

Cuando, alguien, desea inhibir el empoderamiento de una mujer, simplemente otro órgano hace prevalecer la equidad. De aquí la importancia de instituciones autónomas, porque vigilan que se cumpla la ley. Órganos funcionales para pesos y contrapesos políticos.

Hace pocos años suscribía que la mujer tenía que hacerse presente en política, y esa aparición tenía que concretizarse en la calle. Hoy, ha tomado la calle. Se ha visibilizado y se ha empoderado.

Como cualquier manifestación política, existen la diversidad de protesta; la que va desde la pacífica hasta la violenta. En esta última no concuerdo; pero es otra manera de hacerse presente y más en el ámbito político.

La mujer ha ganado el hogar, y, por si fuera poco la educación,  ahora tiene en sus manos la calle. Sigue siendo sensual y ha incursionado en otra forma de reflexionar.

En las protestas nos ha dejado ver su fuerza, porque no, física.

Por siglos ha demostrado sensibilidad ante crisis, de cualquier índole.

Las mujeres son la alternativa de expresión política. Y, querámoslo o no, ya son poder real.

Esta expresión, no tengo dudas, se verá reflejada en la próxima contienda electoral.

Aquellos que quieren minimizarlas, pagarán las consecuencias. Si en eventos electorales anteriores le apostaron a los jóvenes. Hoy es el sector femenil quien dará triunfo o derrota.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *