Internet, su fuerza

internet-su-fuerza-02

El inicio del siglo XXI se ha caracterizado por el uso de la internet, específicamente, las redes sociales.

Se ha especulado que en el presente proceso electoral mexicano las redes sociales van a jugar u papel preponderante, tal y como sucedió en Estados Unidos con el triunfo de Donald Trump.

En el caso mexicano el diputado independiente en Jalisco de nombre Pedro Kumamoto, quien utilizó las redes para ganar esa posición política.

Sin embargo, ambos eventos tienen una característica en común. El territorio donde compitieron se encuentran en medio de la cobertura de la internet.

Esto es vital para el comentario del presente texto.

Pues resulta que el territorio nacional está cubierto por la internet en un 64 por ciento, porcentaje que traducido a lenguaje común, rebasa la mitad, con apenas un 14 por ciento.

De tal manera que la otra mitad no tiene acceso a la internet y no puede “actualizarse” en la información que circula. Así que en el día de la elección se estancará y evitaría un cambio de candidato o de partido. Tendrá una decisión tomada y dejará de pertenecer al espectro de los indecisos.

Este grupo es trascendental en el presente proceso electoral ya que los vacilantes representan hasta un 30 por ciento.

Si nos atenemos a lo que nos dicen las encuestas con un 40 por ciento a favor de AMLO y el 30por ciento de voto duro del PRI, el asunto se torna complejo ya que no se sabe hacia dónde se recorrerá ese voto indeciso. Y menos si llegara a dividirse.

Lo que llama la atención es la cobertura de la internet, paralelo a esto asoma otro fenómeno actuante en cualquier proceso electoral que se llama hartazgo. Y los primeros en alejarse de lo que se conoce como política son precisamente quienes comienzan a interesarse en el ámbito del poder.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *