Gobiernos nuevos

Todo tiende a un cambio. Hasta lo más sólido se desvanece. Dice un amigo que esa transformación obedece al contexto.

Me define la palabra contexto. Sencillo, me indica, son las circunstancias sociales del momento.

Me cita un ejemplo. Hace un par de décadas era inconcebible un matrimonio del mismo sexo. Hoy se puede ver “normal” porque este sector es visible.

Además han creado derechos. Me explica. Lo que han construido como patrimonio debe quedarse en un heredero, tal y como sucede en una unión religiosa o civil. Y en este comentario sobre salen los hijos naturales (lesbianas) o por adopción (gays).

No van a dejar lo que han construido en su vida laboral para beneficio de quién sabe o del gobierno.

Las lesbianas o gays se encontraban en el limbo social y familiar. Las leyes protegen a ciudadanos y estos son quienes han cumplido 18 años y tienen una manera honesta de vivir. No se habla de género. Esto es en lo social.

En lo político hemos vivido (quienes tenemos más de 60 años de vida) una dictadura, un periodo de partido único y luego hegemónico. Hemos disfrutado de la alternancia y de la llegada de un gobierno de izquierda al poder. Tenemos cambios.

La sociedad ha ido madurando con su participación política. Falta mucho quehacer en este rubro; pero ha comenzado a incidir en que haya mayor transparencia en gobiernos municipales que dejan el poder.

Por el momento, son los propios empleados de los ayuntamientos los encargados en hacer pública la anomalía. Antes eran estatuas. Veían pero nada decían.

Y como todo cambia dentro de unos meses (eso espero) las organizaciones de profesionistas serán quienes denuncien las irregularidades del gobierno en turno, este será el segundo paso a nivel estatal.Ya no serán testigos, sino que pasarán a ser activos.

La democracia y su sello visto en la transición está creando conciencia social. Por supuesto, no es lo que muchos quisiéramos; pero de que cambia la sociedad, cambia.

Los nuevos gobiernos, de cualquier partido, se van a enfrentar a administrar la pobreza y a ser vigilados por esta sociedad activa. Ya lo veremos.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *