Ganará Trump

Muchos mexicanos quisiéramos que Donald Trump perdiera las próximas elecciones para presidente de Estados Unidos.

Menos los 30 que votaron por el actual presidente, pues es su aliado y protector.

Y es que Trump, como el presidente mexicano, es altamente popular. Lo idolatra la muchedumbre y con eso le basta y sobra para triunfar en un proceso electoral pues la democracia consiste en ganar el mayor número de votos.

Para los norteamericanos Trump ha sido un excelente presidente pues vela por sus intereses. Lo mismo se piensa en México.

No importa que tengan sesgos dictatoriales y decisiones arrebatadas. Cada ciudadanía considera y percibe que “su” presidente hace lo mejor que puede.

De acuerdo a la academia, en política, gana quien logra dividir al adversario. Desde los griegos se sabía de esta teoría.  Los romanos lo utilizaron. Los chinos con el Sun Tzu lo aplicaron.

Es, repito, una teoría. Por supuesto funciona.

AMLO ganó la presidencia porque el PRI, tanto en su cúpula como muchos simpatizantes, se inclinaron por el discurso de la esperanza. Algunos de ellos, me refiero concretamente a la cúpula, se están arrepintiendo porque “cambia” sus objetivos. No es hombre de palabra.

Ha comenzado a desgastarse el discurso de una esperanza.

La misma división del enemigo ha comenzado a verse en el partido demócrata. Los que la quieren son como ¡20! O sea una enorme cantidad de precandidatos. Y esto lo debilita sino llegan a un gran acuerdo.

Por eso se observa la gran posibilidad de un triunfo de Donald Trump. En caso de volver a ganar Trump no sería por su eficacia, sino por la división de los demócratas.

Como también se comienza a ver la derrota anticipada de Morena por su enorme división interna.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *