EU apoya a México, sí y no

Es necesario volver a recordar. Nuestro mejor socio comercial es Estados Unidos. De ellos dependemos. Les vendemos entre el 70 y 80 por ciento de nuestros productos.

Es decir, no debemos (aunque sí podemos) plantearle nuestras diferencias comerciales. Ideológicas. Cuando sea necesario y las veces que se requiera.

Van dos relatos de la importancia política y económica de nuestro vecino.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto, el entonces candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, hizo una visita a Palacio Nacional. En el fondo se buscaba evitar un disgusto con el poderoso país.

Ganó Donald. México pudo conservar sus relaciones comerciales y diplomáticas.

En este sexenio “de izquierda”, Andrés Manuel López Obrador ayudó de dos maneras a Donald Trump siendo presidente y luego a la reelección como candidato a la presidencia.

Cuando fungía como primer mandatario Trump orientó a AMLO a detener a la migración en la frontera sur de México, por supuesto el recurso provino de los Estados Unidos. Cuando fue la reelección de Trump algunos líderes de Morena se trasladaron al país del norte para realizar visitas a migrantes connacionales y convencerlos de que votaran por Trump. El presidente mexicano ahora infiel a su lengua nada decía del proceso electoral, pero la actividad “por debajo del agua” se mostró enviando a morenistas a apoyar la campaña de Trump.

Perdió el güero. Y ganó el “viejito». La relación de AMLO con los demócratas se enfrío. El gobierno norteamericano envío dinero a gobernadores colindantes a su territorio; recurso que no pasó por la administración federal. El tratado de libre comercio mejor conocido como TEC MEX compromete a México a elevar salarios de trabajadores mexicanos. A dejar invertir a empresarios gringos en nuestro país, y, principalmente a impulsar energías limpias como la solar y eólica.

Veamos suscintamente el caso migrantes. Ya nos los detuvieron en la frontera sur; los dejaron pasar y los detuvieron en la frontera norte. Hubo redadas violentas y esa imagen circuló en todo el mundo. Estados Unidos contestó con te los dejo en tu zona y haber cómo le haces.

Encontraron una salida a este problema con el programa Sembrando Vida. Estados Unidos envía recursos económicos y México les ofrece empleo a los migrantes.

En donde han chocado es en el tema de reforma eléctrica. El presidente ofrece una participación extranjera poco halagadora; pero además no desea invertir en energía limpia, campo halagador para empresarios gringos.

Recién estuvo en México John Kerry representante del gobierno norteamericano y dijo muy claro que ellos le están apostando a invertir en el campo de las energías no contaminantes, para evitar colapsos de calentamiento global.

Si bien el gobierno del norte no decide, si incide en un proceso electoral. Solo da o quita recursos. Y si percibe que no se está cumpliendo con un tratado sencillamente deja de entregar billetes verdes. Y cualquier ente político entiende o sabe que un evento electoral se gana con dinero.

Como cualquier empresario, el gobierno gringo ofrecerá dinero donde vea que le va a generar alguna riqueza. Sino se deja AMLO. Simple, no hay…y no habrá.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *