Estamos aprendiendo

Estrella de la Paz Bernal es una diputada local de Guerrero.

Como su nombre lo indica se elevó como una cometa. Y, como todo, esa luz será pasajera. Un vídeo la hizo popular en minutos.

Que es lo positivo de este episodio. Evidenció su nerviosismo. No se notó ni en sus manos ni en una voz quebradiza, estuvo estoica. Lo detectamos en ausencia de pronunciación de letras o cambio de nombres de muchos municipios. Asomó dislexia. ¿Qué es esto? Un padecimiento, sencillo. Simple para quienes han leído un poco.

¿Es grave? No. Pero no se cura. Se requiere de una explicación para entenderlo y se va a seguir presentando. Así que vámonos acostumbrando.

Aprendimos a comprender a la diputada y de paso una nueva palabra.

Estigmatisamos su lectura, su origen académico, a su partido y hasta por quién llegó a ese poder. Chamuscó la escuela de procedencia del último grado y alcanzó a raspar a una presidenta municipal porque estudiaron juntas, según otra fotografía publicada en redes sociales.

La diputada de la Paz se hizo como el Covid, viral.

Estamos aprendiendo.

Dicen algunos políticos que nuestra democracia es cara. Se refieren a lo costoso de un proceso electoral.

Un voto cuesta alrededor de 300 pesos. Si lo multiplicamos por 30 millones (que son los votos solo de morena) nos de 9 mil millones de pesos. Una comparación, para intentar entederlo, el costo de un proceso electoral es por ejemplo una parte de la cantidad de dinero de las remesas enviadas de Estados Unidos a mexicanos, en este año fue de 28 mil millones de pesos.

Es decir, que una tercera parte de lo que ingresa por remesas es lo que cuesta un proceso electoral, aproximadamente.

Otra referencia. La UNAM tuvo un gasto en 2018 de 44 mil millones de pesos. Resulta que en tres meses se gasta una cuarta parte de lo que se invierte en un año en educación superior en la mejor casa de estudios del país.

Si consideramos que es caro un proceso electoral, pregunto ¿por qué gastar 4 mil millones de pesos en una consulta? Es la cantidad aproximada para el evento de revocación de mandato.

Si le otorgamos el beneficio de la duda a la diputada de la Paz, por, supongo su dislexia. Porque no pensar que los mexicanos estamos aprendiendo bajo este ambiente de la democracia, la cual es muy joven. Apenas 20 años.  Con escasos tres participaciones para elegir presidente y 6 para diputados locales y federales, no es suficiente. Estamos aprendiendo.

La diputada Estrella tuvo una vida académica de 17 años para aprender a leer y (supongo dislexia) se observó pésimamente. O, insisto está aprendiendo a una lectura.

Si sigo en tema base estamos aprendiendo y experimentando, tendríamos, como sociedad, aprender de los yerros. Es decir, la experimentación nos ha conducido a errores que son enmendables.

Se analizó que los procesos electorales son muy costosos; por eso se concluyó realizar un dos eventos cada seis años. Uno para presidente, gobernadores junto a senadores y diputaciones federales, y, otro para diputados federales (una parte), presidentes municipales y diputados locales.

No tendrían que celebrarse otro tipo de votación para elegir a esas autoridades. La revocación de mandato, como cualquier otra iniciativa de ese nivel, tendría que ser disctutida y aprobada para que se aplique al poder venidero. Al actual contraviene a disposiciones legales. Sin embargo, el poder presidencial sigue vigente a pesar de nuestra joven democracia.

Seguimos aprendiendo. Y seguiremos haciéndolo mientras no coopere la sociedad con sus puntos de vista. La democracia no solo es participación con sufragio. La democracia se consolida con un involucramiento activo de su población.

Se aprende sobre la marcha. La diputada Estrella nos está diciendo que para el próximo evento tendremos que elegir a una persona con cierto perfil probado. Ir minando la experimentación. O, lo otro que es más arriesgado, reflexionar nuestro voto.

Seguimos aprendiendo.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *