«Chou» político

La explicación más coherente que encuentro para postular a personas “famosas” para ser candidatos a gobernador o algún espacio de poder, obedece a que quien se encuentra en el pódium necesita a gente condescendiente para que él pueda imponer sus objetivos.

Un gobernante listo que no inteligente, requiere de ayudantes audaces y poco preparados para un ejercicio de poder. Estos al saberse beneficiados son ya súbditos. Y harán lo que el “príncipe” les indique.

En este sentido es que nos encontramos a posibles candidatos populares como es el caso Guerrero y Baja California Sur, por parte de Morena.

Vayamos al estado del norte. Aquí están postulando a la ex miss Universo, Guadalupe Jones, mejor conocida como Lupita, como candidata a gobernadora. Trae la belleza por antonomasia o simplemente es carisma.

Recientemente, otras participantes de señorita México denunciaron a la Jones por recibir un trato despótico, por decir lo menos. Pero como era la consentida de los organizadores de este evento nacional/internacional, nada le pasó.

Lupita Jones se empareja entre lo negro y lo blanco de las críticas. Y, entonces, uno se pregunta, ¿de veras nos encontramos como sociedad en el nivel político cultural de gobernantes populares? En eso de que ¡hablen mal o bien, pero que hablen!

Es decir, el objetivo es ganar, con lo que sea y cómo sea. El gran beneficiado, ya lo dije, pero lo reitero es quien está sentado en la silla.

Y los más perjudicados, al mediano plazo, seremos, por lo pronto, la clase media. Y a un tiempo más largo, todos.

Estamos a punto de llegar a una autocracia. 2021 será clave para aterrizar en ese estadio político o iniciará el fin de otra dictadura.

Otra de las ideas que permea en este ambiente político es que la política ha dejado de ser “una cosa” seria y se ha convertido en un “chou”.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *