Cae popularidad del preciso

La teoría de la física establece. Todo lo que sube tiene que bajar.

En corrillos políticos se construyó la siguiente frase “lo que sube en elevador, desciende de la misma forma”.

O como lo indican los ideólogos posmodernistas “hasta lo más duro se disuelve”.

Los neoclásicos determinan “nada es eterno”.

Es decir, desde varias perspectivas se había pronosticado que la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador, en algún momento tendría que opacarse.

Los escépticos observaban que iba en aumento la popularidad.

Los políticos maduros sabían que “era cuestión de tiempo”, de paciencia.

La popularidad a favor se detuvo y comenzó su descenso.

Llegó a la presidencia con una envidiable protección popular, más del 80 por ciento, en el mejor de los casos y en su detrimento en el 75 por ciento.

En su toma de decisiones era cobijado por mucha gente, la clase media consideró que la lucha contra la corrupción era lo mejor; los desprotegidos y marginado lo consideraron como amuleto de buena suerte.

Sin embargo, sigue en pleito con algunos dueños de medios de comunicación y con los empresarios nacionales y extranjeros.

Esa rivalidad le ha llevado a lastimar la economía nacional y con ello un incremento a los precios de artículos de primera necesidad. Es muy sencillo comprobar lo anterior, basta con comparar los precios de esos productos. Hoy están más caros.

Y esta situación hoy se refleja en la popularidad del poder ejecutivo federal mexicano.

En dos meses cayó 20 puntos porcentuales. Del 80 al 60, de acuerdo a la encuesta del periódico Reforma.

Consulta Mitofsky, en su registro diario, hoy le ofrece 54.1 de aceptación en sus decisiones. Esta encuesta registró un descenso de 5 puntos porcentuales en los últimos 15 días.

Los temas más álgidos para el presidente son la inseguridad y que no actúe en contra de políticos del sexenio pasado.

Tiene este año para corregir. Sino lo hiciere la población le pasará la factura.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *