Ayotzinapos, dicen reportes

Un autobús de pasajeros chocó contra un volkswagen. Ambos se incendiaron. Así escrito podría ser un accidente relativamente común en cualquiera de las decenas de carreteras en México.

Lo sustancial es que en el autobús viajaban supuestamente estudiantes de la Escuela Normal Rural “Isidro Burgos”, mejor conocida como Ayotzinapa. Y provenían de una actividad política en Acapulco, donde denunciaron ausencia de apoyo del gobierno federal en la investigación de los 43 alumnos desaparecidos. No asistieron a un curso de actualización, ni tema parecido a la docencia.

Llama, también la atención, el incendio de los vehículos y por supuesto la muerte del conductor del automotor más pequeño (trasciende de última hora que era una pareja). El camión invadió el carril contrario y arrastró al sedan alrededor de 100 metros.

Un impacto entre este tipo de transporte difícilmente ocasiona un incendio. Ambos son lentos. Aunque no soy perito, un estallido hubiera sido desde el mismo encontronazo.

Deduzco que provocaron el incendio con la intención de borrar cualquier indicio de los protagonistas para dificultar las investigaciones (tanto de quienes viajaban en autobús como en el VW).

En este accidente falleció o fallecieron el conductor o la pareja del auto más frágil. El choque fue de frente, como ya se escribió el autobús invadió el carril contrario. El VW estaba inerme. Tal vez, el chofer del autobús o se durmió o venía alcoholizado.

Por supuesto lo aquí descrito es una interpretación. Ya vendrán los resultados de la investigación.

Lo interesante será saber, si es que fueron estudiantes de Ayotzinapa, y, qué delito les impondrán. Y, saber si realmente fueron ellos.

Lo monstruoso del evento es que hayan prendido fuego a la escena del crimen. Acción de desquiciados. Quien quiera que haya sido nos muestra gente descompuesta y lo único que lo podría salvar o condenar es su conciencia.

En la vertiente de que fueran ellos, pasarán de Ayotzinapa a ayotzinapos. Término despectivo, y sí, delincuencial.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *