Avispones

Así se le conoce a un equipo de futbol en Chilpancingo en la categoría de tercera división profesional, Guerrero.

El nombre lo recibe porque en la capital del Estado residen las avispas. El vocablo proviene del náhuatl.

La palabra, dirían las tremendas sexistas, es para el género masculino. Avispones.

Para que haya obtenido la calidad de profesional fue todo un víacrucis.

El enorme problema fue y ha sido el dinero.

Hace ya unos 20 años que se pudo comprar la franquicia.

Si no mal recuerdo el gran apoyo provino del gobierno que encabezó René Juárez Cisneros. Hasta se construyó un estadio de fut bol.

Años después se le cedió la titularidad de la franquicia al Ayuntamiento de Chilpancingo, quien compró un pequeño camión.

Hace unos años se organizó una sociedad civil y se hizo cargo del equipo. Ahora tienen problemas económicos y está en riesgo, tanto las salidas de entrenamiento frente a otros equipos, como la misma franquicia.

Los padres de familia tuvieron que realizar un boteo y como cualquier otra organización le solicitó un apoyo al presidente municipal, Antonio Gaspar Beltrán.

La autoridad le contestó que atraviesa por una situación muy complicada y que carece de recursos. El alcalde dijo la verdad, pues cada semana le toman las oficinas sus empleados para exigirle cubra salarios.

Pero el tema de raspaduras políticas se salió de control y la nota de que el presidente municipal no quiere apoyar el deporte del fut bol se publicó en un periódico de circulación nacional.

También es cierto, como lo dijo el alcalde, ya no le corresponde a él gastar o invertir, ya que la organización civil es la responsable de los asuntos del equipo Los Avispones.

Sin embargo, como diría el recién finado escritor, Armando Ramírez, “que tanto es tantiiiiito” y con ello apoyar el deporte de las patadas.

Entonces, a quien le fue mal en su imagen, es al presidente municipal de la ciudad capital, Antonio Gaspar Beltrán, al dejar de apuntalar a Los Avispones.

Como reza el eslogan político. Golpe dado ni Dios lo quita.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *