AstraZeneca

Astra Zeneca y la universidad de Oxford son los creadores de la vacuna contra el virus Covid-19. Según la Organización Mundial de la Salud es efectiva. Y es británica.

De las 200 vacunas que se estaban elaborando en diciembre de 2020, para enero, 52 estaban en fase 3. De laboratorio a animales, y, por último en humanos.

Llegaron con éxito las siguientes: Rusia con Sputnik. China con Cansino, Sinopahm y Sinovac Biotech. Estados Unidos con BioNtech/Pfizer, Moderna y Novavax. Estados Unidos y Alemania con Johnson y Johnson. Japón con AnGes-Osaka. India con Zydus Cadlla y Bharat Biotech. Canadá con Medicago. AstraZeneca Reino Unido. Alemania Curevac.

En México las más conocidas son las gringas, rusas y chinas y la británica. Tema de este escrito.

En Europa, en los países como: Noruega, Dinamarca, Holanda, Francia, Alemania, Bélgica, Irlanda, Austria y Croacia han encontrado que se forman coágulos sanguíneos en adultos mayores y hemorragias cutáneas en jóvenes.

Algunos de estos países han suspendido la aplicación de AstraZeneca. Una interpretación es un castigo político a Inglaterra por haberse salido de la Comunidad Económica Europea. Sin embargo, las reacciones no fueron entre la clase política, sino en la población donde se inyectó. Además, es un asunto de salud o de salvar vidas, lejos de un problema político.

La OMS garantiza la vacuna AstraZeneca, quien además recomienda a los ya vacunados extremar precauciones, porque el riesgo de contagio sigue latente.

La Agencia Europea de Medicamentos indica que con la vacuna AstraZeneca que «los beneficios siguen superando los riesgos» y ejemplifica con Reino Unido y República Checa, en donde no se ha presentado ningún caso adverso.

En la semana del 14 al 19 de marzo en San Luis Potosí, Néxico con el programa de vacunación a adultos mayores, 700 casos presentaron anomalías con la vacuna AstraZeneca.

El gobierno mexicano reaccionó y declaró que no existía evidencia directa de esos casos con la vacuna.

Un tema es lo que diga el o los gobiernos, y muy otra, los síntomas que evidencian los vacunados.

Entonces, como diría mi presidente. «Es decisión de las personas vacunarse o no» con el argumento de que es un país libre. Pero esta información penetra en la incredulidad de (aunque no lo crea) de personas que piensan en «la posibilidad de otro ensayo, ahora con humanos».

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *