Ángel Aguirre Rivero, renovado

El ex gobernador es muy conocido, ni duda cabe. Estimado en la Costa Chica y exalta pasiones en Ometepec, su tierra natal.

En lenguaje politológico es un animal de la política. Él mismo nos lo dijo públicamente: “Esto de la política se deja hasta que se desaparece físicamente”, o sea, hasta morir.

La figura de Aguirre Rivero se desplaza entre dos imágenes. Amado y odiado.

El origen de esos dos retratos obedece a su actividad política. Fue benefactor cuando tuvo poder; el mismo sitio lo orilló a ser relacionado con la desaparición de 43 estudiantes.

Aguirre tiene otra cualidad. Carismático. Y con esta característica se nace.

En su ejercicio profesional como político nos mostró que son vitales las alianzas para llegar al poder.

Fue gobernador, por segunda ocasión y con las siglas de otro partido, cuando quien era su partido le cerró la posibilidad de ser candidato.

En ese proceso tuvo el apoyo del poder ejecutivo federal y él aportó su popularidad. La estructura del PRD la consolidó con cientos de priistas.

Al llegar a la gubernatura le dio oportunidad a cientos de perredistas y personas sin experiencia política y menos administrativa. Apunto que en la anterior administración, con Zeferino Torreblanca Galindo, también candidato del PRD, los perredistas fueron desdeñados.

Aguirre cumplió lealmente sus compromisos, cualidad que valoran sus pares políticos. Por eso se puede reunir con ellos.

La percepción social es la vuelta de la moneda.

El tema que es su estigma son los 43 normalistas desaparecidos; por eso Aguirre ha declarado que es “necesario encontrar la verdad”. El objetivo era quitarlo de la gubernatura y lo consiguieron. El costo fue muy alto.

Aguirre entiende que las alianzas se tejen con diálogo y con anticipación. Algunos piensan que es temprano; pero los acuerdos se hilan con parsimonia y allí se invierte tiempo.

Ya logró dar el primer paso. Que se hable de él. Veremos reacciones.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *