AMLO con M de morena

El presidente popular de México, Andrés Manuel López Obrador, fue electo por 30 millones de votos, una enorme legitimidad. Cantidad de votos que ha ido disminuyendo por sus decisiones y principalmente porque no cumple lo que dice.

De acuerdo a Mitofsky el presidente mexicano llegó con 78 por ciento de popularidad; en la actualidad -a tres años- se ubica en 60. En términos generales ha descendido 18 puntos porcentuales. También una enormidad.

Pasa, como se dice coloquialmente, de panzazo.

Entre los temas que lo han llevado a perder credibilidad se encuentra el recurso destinado a desastres naturales. Ya no existe; pero ese dinero lo dispone a discresión el mandatario.

En este año el territorio nacional ha sido objeto de tremendos huracanes. La historia no es reciente ni nueva, por eso gobiernos anteriores atendían de manera inmediata este tipo de acontecimientos porque habían aprobado una partida especial.

Ahora, de que había corrupción, se veía. Tema que no ha desaparecido cuando actualmente se compran instrumentos en el área de salud sin licitación. O se otorgan contratos, también sin licitación, a hijos de funcionarios como es el caso de la familia Bartlett. Nada ha cambiado.

Los gobiernos priistas y/o panistas atendían los eventos de desastres naturales, y, acudían personalmente los presidentes a esas zonas.

El actual presidente lo hace de lejecitos, como lo realizó en Campeche, desde un helicóptero. O ni siquiera les tiende la mano como en Yucatán, Michoacán, Oaxaca, Jalisco, Chiapas o Guerrero. Entidades donde sufrieron estragos de fenómenos naturales. Y en territorios que políticamente no son del partido morena.

En cambio, el presidente acude de manera inmediata a Veracruz, donde preside un gobernador de su partido. Aquí lleva ayuda.

Por este tipo de exclusiones es que el presidente pierde simpatía. Por lo tanto, ya en funciones de presidente deja de ser de los mexicanos. Se ha convertido en el mandatario constitucional de Morena.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *