Aliados

En política los aliados no se quedan solo en buenos deseos. Dan muestras fehacientes de su compromiso.

Donald Trump, querámoslo o no, es el presidente del país más poderoso del mundo. Y es nuestro vecino.

En la historia de esta relación política y comercial, ellos han impuesto sus decisiones y en ocasiones, llegan a sugerir, hasta a quien nos representa.

Exactamente no determinan, pero sí influyen. Y demasiado.

El presidente, nuestro presidente en reiteradas ocasiones ha declarado públicamente que frente a Donald Trump ningún comentario (en relación a la convivencia política y comercial) e incluso se envía un saludo de paz y amor.

Esa posición se puede leer como una condescendencia de aquí para allá. No podía ser de otra manera.

El gobierno mexicano está ayudando a Donald Trump en su campaña para la reelección.  Se acaba de crear una organización con el nombre “Border Hispanic 4 Trump” y la coincidencia, por lo menos con el nombre es avasalladora.

El gobierno mexicano cumple con el compromiso de detener a migrantes en nuestra frontera sur, principalmente con centroamericanos.

México recibe información sobre políticos mexicanos. Martha Sahagún con los legionarios de Cristo, de Genaro García Luna y de Carlos Romero Deschamps.

El gobierno mexicano fue obligado a dejar en libertad a Ovidio, el hijo del Chapo Guzmán.

Donald Trump ayudó a la firma del Tec Mex, donde México sale perjudicado, por ejemplo, con la supervisión en las relaciones comerciales.

Desde el punto de vista político y comercial no había de otra. Somos dependientes.

Sin embargo, dada la situación de una guerra mundial y bajo la estrategia iraní, no vaya a ser que seamos blanco del odio de aquel país.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *