Aliados de Andrés Manuel López Obrador

En la teoría política existen dos posiciones adversas. La sociología y la política.

La sociología explica que son las sociedades quienes, a través de su movilización, han marcado los cambios del mundo.
La política sostiene que los acuerdos de los pequeños grupos de poder son quienes le han dado rumbo a lo que en la actualidad somos.

Me inclino por la segunda teoría.

Tampoco se trata de ser obcecado y mantenerse en esa posición. En los tiempos modernos, y sin uso de la violencia, la sociología tiene la oportunidad de manifestarse en los resultados de un proceso electoral.

Si la mayoría decide, por su voluntad manifestada, en una participación con votos entonces es decisión del pueblo.

Y estos, hasta el momento se inclinan por el candidato Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la presidencia de México.

Hasta aquí se encuentra la percepción sellada, incluso, por estudios de opinión.

Sin embargo, la real politik, en demasiados sucesos históricos -y hasta los llamados revolucionarios- nos indican que los cambios han sido por pequeños grupos, quienes se organizan y pactan.

Esos grupos, por ejemplo, empresariales son necesarísimos para ganar una elección. Sin ellos, puede triunfar, pero lo hace con demasiadas dificultades.
En estos días AMLO salió a la caza de esos grupos en el norte del país y no pudo convencerlos. Le cuestionaron a otro aliado de nombre Napoleón Gómez Urrutia. López Obrador lo defendió. No hubo pacto.

Pero asomó, de nueva cuenta, el carácter unipersonal de AMLO. Y bajo ese perfil es casi imposible arribar a acuerdos. Porque en una negociación se aprende a perder. O a ganar perdiendo.

En política se trata de llegar a compromisos de las partes, jamás de imposiciones.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *