Alberto López Rosas, yo gobernador

Alberto López Rosas lo inmiscuyen en la política por ser hijo del Rey Lopitos. Un dinámico dirigente en pos de invadir terrenos.

López Mateos le dio un mayor impulso y dada su fama se hizo síndico en el puerto de Acapulco. Luego lo asesinaron.

La fama era del papá y el PRD aprovecha la circunstancia y lo hace candidato a la presidencia municipal.

Gana con cierta facilidad. La fama de su antecesor, Zeferino Torreblanca y el ánimo de la gente volcada en el PRD.

Durante su gestión se hizo de una mansión, eso es lo que comenta la gente del puerto.

Siendo gobernador, Ángel Aguirre Rivero, con las siglas negro amarillo invita a López Rosas como Procurador. Supongo que López Rosas presentaba dos cartas avales a) abogado y b) ex presidente municipal. Deja el cargo de procurador por el tema de los estudiantes normalistas.

Esta brevísima reseña de la vida pública de López Rosas nos da una idea de la sencillez política de este actor.

No se le conoce un discurso o disertación que haya llamado la atención.

Tal vez lo más sobresaliente es un libro donde hace su defensa para señalar que fueron policías federales quienes dispararon a los normalistas y no los estatales.

Otro tema que lo distingue fue su defensa ante la inhabilitación de la Contraloría Estatal por supuesto fraude en Acapulco. Demostró ante la Secretaría de la Función Pública que carecía de dicha inhabilitación.

Esta rencilla política administrativa fue entre López Rosas y el gobernador en turno, Zeferino Torreblanca Galindo.

Parece que es todo, y con ello se la juega para ser candidato a gobernador.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *