Confusión; movilidad o trabajo

La información vertida en México sobre el contagio del virus es un galimatías.

La información oficial ofrece dos posiciones.

  1.  Un retorno a la actividad normal de manera paulatina a partir del 1 de junio. b) los contagios en estos días han ido en ascenso.

El inciso a proviene del mismo presidente. El otro la ofrece el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Vayamos a tiempos. Iniciamos la etapa de “quédate en casa” a mediados de marzo. Hace dos meses, aproximadamente.

Nos encontramos, más o menos, a lo que se considera la etapa de mayor contagio. El número de contagios y decesos es un signo real.

De acuerdo a modelos matemáticos y a la misma teoría de la gravedad “todo lo que sube obligadamente desciende”, la tendencia es a disminuir al término de este mes de mayo.

Según mis estimaciones saldremos de este ambiente complicado dentro de otros tres meses.

Es decir, en septiembre se reanudaría la movilidad social y de manera exageradamente precavida.

La única variable independiente, porque no se quiere actuar como lo hicieron en España o Italia con el uso de la fuerza pública y obligar a la población a resguardarse en casa, es que la gente siga en las calles, como ha sucedido hasta el momento.

Redundo se exhorta a la reanudación de movilidad social con el dicho del presidente, reforzado con campaña a través de la televisión abierta, cuando no se ha acatado y en medio de la crisis con contagios masivos.

Coincido en la necesidad de reactivar infraestructura económica, porque se requiere de dinero para regalar.

Sin embargo, esta actividad económica debe realizarse con medidas extremas para evitar propagación del virus, porque no se sabe ni cómo, cuándo y dónde provino el coronavirus.

El llamado a la reactivación es abierto, cuando debería ser muy específico, para unos sectores.

Con esa confusa invitación se está invocando a incrementar más contaminación del virus entre la población y su consecuencia que es la desaparición física.

También podría interesarle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *